Reseña: Zapatos Nuevos - Silvia Molina


Ficha Técnica

Título: Zapatos Nuevos
Autor: Silvia Molina
Ilustrador: Elizabeth Builes
Editorial: Castillo México
Páginas: 152
Género: Literatura Infantil y Juvenil
ISBN: 9786075402222
Gracias a la editorial por el ejemplar.
Calificación (5/5):

Sinopsis

Cuando Bernardino y su madre parten de la ciudad hacia Santa Rita no se imaginan lo que la vida les deparará. Mientras Marcelina siente una profunda incertidumbre por reencontrarse con su familia del pueblo, el niño lleva consigo libros, una pelota, su libreta de quinto grado y sus zapatos nuevos. Todos ellos son objetos que atesora y que forman parte de su historia, ésa que está a punto de cambiar.

Opinión

¿Les ha pasado que hay libros con los que se identifican de alguna u otra forma? Pues eso me ha ocurrido con Zapatos Nuevos de Silvia Molina, un libro que además de que me encantó, me vi plenamente identificado con la historia.

Bernardino es un niño de 11 años que vive con su mamá, ella es originaria de un pueblo llamado Santa Rita, e incluso habla Náhuatl, ambos viven en la CDMX en la casa de Doña Rosa, una señora de dinero que contrató a la mamá de Bernardino hace algunos años cuando estaba en apuros y nadie quería contratarla por tener un hijo, y si bien nunca perdió de vista que se trataba del personal de servicio, desde entonces los trato como si fueran parte de su familia, siempre procuraba que el niño estuviera bien alimentado y que fuera a la escuela, lo más significativo para Bernardino fue cuando la Señora Rosa le compro un par de zapatos nuevos para su primera comunión, desde ese momento esos zapatos se convirtieron en el más preciado tesoro para Bernardino, los usaba los domingos que salían a pasear y los limpiaba en todo momento. De origen humilde y de vida sencilla, aun así a Bernardino no le hacía falta nada de lo básico, techo, vestido, comida y escuela, sin embargo le hacía falta algo, siempre quería saber sobre su papá, a quien no conocía, pero su mama nunca le platico nada de él, lo otro que sentía le hacía falta era poder salir a jugar a la calle con los demás niños, pero ni su mama ni Doña Rosa se lo permitían, y esto era algo que él no entendía y lo hacía sentirse triste, confinado en su cuarto, tenía que conformarse con ver a los demás niños jugar por su ventana, desde la cual era capaz de ver eso y muchas cosas más.

Todo cambia radicalmente para Bernardino y su mama después de un hecho trágico, y se ven en la necesidad de volver al pueblo de su mama, donde ella lo deja temporalmente hasta que logre encontrar nuevamente trabajo, este cambio representa un golpe muy fuerte para Bernardino que siente haber perdido todo lo bueno que tenía en la vida, entiende que lo poco o mucho que tenían en casa de Doña Rosa era todo lo que necesitaba, valorándolo ahora que lo vio perdido, deseoso de recuperar lo perdido y demostrando gran valor y dedicación arma un plan para volver a encontrar a su mama, esta tenacidad lo lleva a encontrar finalmente su camino y el futuro que tanto desea y por el que trabaja arduamente.

Perdón por alargarme un poco platicándoles sobre la historia de Bernardino, pero era necesario para mostrarles la idea que quiero transmitirles y la que creo es la que la autora busca sembrar en cada lector, el mensaje es fuerte y claro, en esta vida hay que esforzarse por conseguir lo que se desea, y siempre hay que valorar lo que se tiene, estas son enseñanzas que Bernardino aprendió, además que el valor de moverse hacia adelante debe acompañarnos en todo momento si queremos lograr cosas buenas, Bernardino soñaba con ser alguien en la vida y tuvo que tomar un par de decisiones muy fuerte y difíciles para conseguirlo, la vida es de los valientes que se atreven a tomarla, a luchar y aprovechar las oportunidades cuando se presentan.

Por otro lado es un libro muy emotivo, nos narra la relación que Bernardino tiene con su mama, una basada en la admiración, el respeto y el amor, el niño siempre ayudo a su mama siempre que podía, entendía el gran esfuerzo que representaba para ella hacerse cargo de Doña Rosa y la casa, por lo que siempre se acomedía a ayudar, algo que si bien no podemos generalizar, si es evidente que se ha perdido cada vez más, debemos retomar la educación de los hijos en donde aprendan que en la casa viven todos y todos deben hacerse cargo de su mantenimiento, la tareas de casa se deben repartir entre todos, y por otro lado debemos hacerlos entender que las comodidades o privilegios que tienen a disposición cuesta mucho trabajo conseguirlos y deben valorarlos, algo sin duda complicado, porque si no han carecido nada es difícil que lo entiendan, pero ahí entra la pericia de los padres para lograrlo.

Hay un momento en la historia en donde se me hizo un nudo en la garganta, porque la mamá de Bernardino toma una decisión difícil, y estoy seguro que aquí cada lector se formará su propio juicio y habrá variedad de opiniones, algunos entenderán lo que hace y algunos otros lo criticaran, pero es parte de lo complejas que podemos llegar a ser las personas y nuestros sentimientos.

Quiero cerrar mencionando una vez más que se trata de un libro que toco fibras delicadas en mí, me refleje en la historia, me provoco un nudo en la garganta, pero al final me dejo una sensación de felicidad, sin duda resulto para mí una bella sorpresa esta lectura, y se suma a mi lista de recomendaciones que haré siempre que alguien me solicite títulos de libros que valen la pena leer, recomendado para niños mayores de 12 años pero que estoy convencido puede y debe leerse por niños un poco más chicos, me atrevería a decir que resultara muy útil compartir esta historia y sus mensajes con niños hasta de 8 años.


Ilustraciones





Sobre la autora


Nació en la Ciudad de México el 11 de octubre de 1946. Narradora y ensayista. Estudió Lengua y Literatura Hispánicas en la FFyL de la UNAM. Vicepresidenta del Seminario de Cultura Mexicana y vocal de la Sociedad Alfonsina Internacional, ha sido directora de la Coordinación de Publicaciones del INBA; profesora visitante en la Brigham Young University de Utah; agregada cultural en la Embajada de México en Bruselas y directora de la Coordinación Nacional de Literatura del INBA. Becaria del CME, 1979; del International Writing Program, Universidad de Iowa, Estados Unidos, 1991; y del Fideicomiso para la Cultura México/Estados Unidos, 1994. Miembro del SNCA desde 1995. Premio Xavier Villaurrutia 1977 por La mañana debe seguir gris. Premio Antoniorrobles de Literatura Infantil 1984 por La creación del sol y de la luna. Premio Nacional de Literatura Infantil Juan de la Cabada 1992 por Mi familia y la Bella Durmiente cien años después. Premio Sor Juana Inés de la Cruz 1998 por El amor que me juraste. III Premio de Literatura Juvenil Leer es Vivir 1999 de Editorial Everest de España por Quiero ser la que seré. Premio Antonio García Cubas por Álbum de la Patria. Premio Justo Sierra Méndez, Maestro de América 2013, otorgado por el Gobierno del Estado de Campeche. Miembro correspondiente de la Academia Mexicana de la Lengua en Campeche, desde septiembre de 2013. En 2015 la Universidad Autónoma de Campeche le concedió el doctorado Honoris Causa. Su obra ha sido traducida al inglés, francés, alemán e italiano.
Reseña: Zapatos Nuevos - Silvia Molina Reseña: Zapatos Nuevos - Silvia Molina Reviewed by Papá Lector on enero 12, 2020 Rating: 5

No hay comentarios

Football